lunes, 27 de febrero de 2012

Huerta Renovada



Este año la escasez de agua nos hizo tomar la decisión de cambiar los tradicionales surcos de la huerta hacia un cultivo biointensivo. Con un sistema de bancal profundo, que en un lugar más reducido podemos producir más cantidad de alimentos. Y así también poder controlar el riego por goteo y aspersión con el agua del pozo doméstico. ¡Qué buena decisión!!.


El sistema de cultivo BIOINTENSIVO, ha demostrado producir entre 2 y 4 veces más que el promedio, utiliza menos de agua, incrementa la cantidad de materia orgánica del suelo, utiliza sólo herramientas manuales y es sostenible.
¡Y a profundizar los canteros!, y armar el riego por goteo!. ¡Y que linda, linda el agüita que sube desde el aljibe!!!.


Con la ayuda del libro "Cultivo Biointensivo de Alimentos, más alimentos en menos espacio." de John Jeavons y las experiencias y prácticas que difunde CIESA en Bolsón- http://www.proyectociesa.com.ar/home.html iniciamos esta nueva etapa.

Pero necesitábamos nuevas herramientas, como la laya y una pala plana. La laya la construimos con la exquisita ayuda de Don Carricondo, quien tiene una destreza magistral en la herrería y fundición. Y la pala pudimos modificar una que teníamos que a puro golpe la aplanamos.


También coordinamos las labores con el calendario biodinámica que pueden bajarlo en esta dirección http://huertaspeuhec.blogspot.com/p/calendario-biodinamico.html


Hace tan solo tres meses que cerramos el espacio para protegerlo de las gallinas y otros animales curiosos y comenzamos a trabajar de esta manera y ya estamos cosechando muchas verduras y se ve tan linda y crecida y cada vez con más bancales llenos de verdes y frutos coloridos.



Y como dice John Jeavons al inicio de su libro: “Hay que disfrutar de la experiencia de cultivar; percibir el calor del sol; la caricia de la brisa; el aroma de una flor; el olor del suelo recién trabajado; la canción de un pájaro, y la belleza de todo ello. ¡Ante todo el hecho de cultivar debe ser divertido!”.


j

Gracias Pachamama. ¡Salud!.