En finca La Rosendo trabajamos de manera agroecológica y con las uvas que ofrece cada año, el generoso parral elaboramos distintos productos sabrosos y naturales. Invitamos a descubrir, degustar y disfrutar: el jugo de uva sin alcohol, la harina de vino y los vinos naturales
que disfruten del páseo
¡¡Salud!!


jueves, 15 de julio de 2010

La harina de vino, una revolución antioxidante.

Con las uvas syrah del parral de la finca hacemos el vino tinto y con la piel y las semillas de esas uvas después de haber participado en la fermentación y libres de azúcar las deshidratamos y hacemos la harina de vino*.
La harina de vino es un suplemento dietario que se puede consumir regularmente y en pequeña dosis, (1 cdita) disuelta en jugos o agua o mezclada con dulces de frutas o miel o para condimentar ensaladas, granolas o con otras comidas. Contiene fibra, hierro, calcio, y resveratrol, un potente antioxidante que retarda el envejecimiento y prolonga la vida celular. El resveratrol neutraliza los reactivos radicales libres, mejoran la circulación sanguínea, fortalecen los capilares, previenen afecciones cardíacas al evitar la formación de coágulos, reducen el daño de la fibromialgia, protegen del cáncer, mejoran afecciones de piel (soriasis, eccemas), detienen la degeneración muscular y mejoran la vista.
El resveratrol es una sustancia que se encuentra en la piel de las uvas y en ciertas otras plantas, frutas y semillas. Es producida por diversas plantas para ayudar a defenderse contra la invasión de hongos, el estrés, las lesiones, las infecciones y la luz solar excesiva. Es un tipo de antioxidante y un tipo de polifenol con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes
La organización mundial para la salud indica que el resveratrol reduce un 40% el riesgo cardiovascular, es más eficaz que la vitamina E., y actúa contra muchas formas de radicales libres para impedir la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL). Inhibe la agregación de las plaquetas sanguíneas bloqueando la acción de la trombina y de varios otros factores agregantes. Favorece la producción de óxido nítrico que relaja y dilata las arterias. Reduce los niveles de triglicéridos y de colesterol en la sangre.
El vino tinto también aporta resveratrol, pero en menor medida por eso la harina de vino es una buena opción antioxidante, por supuesto que es aconsejable que el consumo de este producto sea acompañado por hábitos alimentarios y de vida, saludables.

*Es indispensable que la harina de vino se realice con uvas orgánicas.
No se recomienda durante el embarazo y la lactancia, tampoco a personas alérgicas a este componente (resveratrol).


1 comentario: